Sueño del 5 de Abril del 2015

Le niegan a Laura la publicación de su próximo cuento. Los editores  argumentan  que un par de párrafos  son exactamente iguales a los de un cuento mío anteriormente publicado en la misma revista literaria.  Niego rotundamente que Laura lo hiciera, la conozco lo suficiente. Ante mi objeción,  los editores leen los dos cuentos, comparando los párrafos. El parecido es innegable, no es producto de la coincidencia. Ya despierto, la distracciones del día hacen ininteligible la débil imagen de los párrafos que conservé las primeras horas de vigilia. Le hablo a Laura, sonríe mientras le recuerdo el supuesto teórico del imitador que se siente traicionado e imitado por el legítimo autor. El sueño es la forma que tengo de lidiar con la admiración que me provocó su cuento. Insistiendo en recuperar del sueño esos párrafos, recuerdo que Nadia, el día anterior,  me comentó que le preocupaba que usaran sus diseños sin su consentimiento, preocupación a causa del formato digital de su porfolio de diseños que la universidad perdió. Según Nadia, basta con cambiar el color para argumentar la falta de plagio. No estoy de acuerdo pero mis escasos conocimientos en las leyes de patentes sirven de mordaza. A pesar de la similitud de la conversación y el tema del sueño, es Nadia a la que le preocupa que otro le plagie. ¿Por qué entonces soñé que  Laura plagiaba párrafos de mi cuento? Lo que a mí me preocupa es muy distinto al sueño: cuando me gusta lo que escribo, lo leo  una y otra vez y lo comparto una y otra vez y cada vez haciendo gala de cierta patética genialidad. En breve, todo ese paripé de pavorreal en cortejo,    evoluciona en la idea, tan familiar como aburrida, de ser un ladrón: estoy seguro de haber leído en algún lugar lo que hace unos momentos presumía haber escrito por primera vez.  Aparece la molestia y tras ella la culpa. Temo que la idea del ladrón, que tildo de fantástica para intentar tranquilizarme, no sea tal y este copiándole a alguien, quitándole lo que por derecho le pertenece. El sabor amargo de la culpa me acompañará lo suficiente para volver a replantearme dejar de escribir. En el sueño es Laura la que copia, la que me quita algo mío. Haciendo que Laura, a quien tanto admiro, me admire (se roba lo que se desea para sí),  puedo en el sueño leerme sin ninguna culpa. La estrategia onírica funcionó, me he pasado estos días intentando recuperar los párrafos que Laura hizo suyos para que pudiera hacerlos míos.

Anuncios
Comments
One Response to “Sueño del 5 de Abril del 2015”
  1. K l m dice:

    Es asi como sin intentos de gustar ni pretensiones, escribes lo que mas me gusta, lo que mejor has hecho a mi parecer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

    Únete a otros 17 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: