Destino

Con la fe de los dedos sucios por las faldas  del tintero y bailando al ritmo de imprenta de la letra de molde de las invitaciones de  boda y los velorios y canturreando  el envío  amarillo de la arrugada y barata carta personalizada y si el tiempo no te falta  ponerte a escribir y escribir … Sigue leyendo

Seguramente, después.

La causa de las correcciones recurrentes, obsesivas, que hago en los textos  publicados, no se alimenta de la pretensión por mejorar cada vez más la primera versión. Es la inclinación a un estado de perenne molestia, y conflicto ante mi escritura, por la cual insisto en descubrir errores y, a veces sin saberlo, promoverlos a … Sigue leyendo

Fragmento de la entrevista publicada en PertzHaps

Es verdad lo que dices. Y sé que no lo logré. Mi relación con la escritura sigue siendo problemática. Es el humor ácido del realismo que me hace un guiño: fracaso al escribir sobre el fracaso. Eso puede funcionar en el teatro, pero no en la escritura. Uno debería  tener  unas cuantas palabras de bolsillo: … Sigue leyendo

Palabras para el insomnio

Deberían existir unas cuantas palabras exclusivas del insomnio. Reservadas para las horas sin sueño. Palabras fluorescentes, que brillen como lo hacen  las estrellas que algunos niños pegan en las paredes de su habitación. Palabras que esten ahí, en el cajón que todo el mundo tiene a un lado de la cama, o en la mesita … Sigue leyendo

correspondencias epistolares

Soy un fanático de las correspondencias epistolares.  Desde hace tiempo empiezo sin éxito mi propia correspondencia epistolar: incluso hice con Fabiola  un blog donde pretendíamos explorar el género, donde, entre un destinatario y otro, anónimos lectores le otorgaran la fuerza a una voluntad que suponíamos débil. Y así fue, el proyecto no llegó demasiado lejos. … Sigue leyendo

  • Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

    Únete a otros 17 seguidores